Sabemos que la actividad de los líderes tiene un impacto muy elevado sobre los resultados de las empresas. De hecho, parece evidente que un buen líder y un líder excelente, cada uno con su estilo, ejercen impactos muy diferentes sobre los logros empresariales. En este artículo te revelamos 5 errores que un gran líder nunca cometería para que los tengas en cuenta y puedas evitarlos. Te adelantaremos, también, algo sobre las competencias que diferencian a un buen líder de un líder excelente. Pero para esto tendrás que llegar al final…

Para empezar, diremos que cualquier líder tiene ante sí la posibilidad real de convertirse en un líder excelente. Cada uno de ellos seguirá, obviamente, su propio proceso de desarrollo, pero todos deberán ajustarse a una serie de patrones imprescindibles y comunes para llegar a la meta de la excelencia.

Esperamos que la lectura de este artículo te anime, definitivamente, a querer formar parte de ese 10% de líderes considerados los mejores, líderes excelentes (y evitar caer en los errores que te desvíen del buen camino).

¿Por dónde empezamos?

Parece muy evidente que el desarrollo competencial de un líder  requiere trabajo, esfuerzo y dedicación en diferentes áreas y competencias. 

¿Pero, por dónde empezamos? Vamos a empezar por las noticias buenas. Porque no podemos abarcar un concepto tan amplio, el concepto de liderazgo, sin unos tips que nos permitan sentar algunas bases. Dicho y hecho, aquí te damos algunos consejos básicos, conductas a las que todo gran líder debe decir SÍ :

  • Demuestra un gran carácter: Y cuando hablamos de carácter, nos referimos a autenticidad y coherencia. Muestra tus valores, hazlos claramente visibles. Actúa de tal manera que reflejes esos valores, que los demás puedan definirte sin demasiadas complicaciones, que sea fácil para tu equipo nombrar aquello que te define claramente.
  • Ve poco a poco: Respeta la curva de aprendizaje. Pasar de bueno a excelente requiere de más esfuerzo y tiempo. 
  • Destaca en algo: Nuestro consejo es que busques aquello en lo que eres bueno y que lo hagas visible. Explótalo. Ponlo al servicio de los demás. La percepción por parte de los demás de un punto fuerte hace que los líderes aumenten más de un 15% en su valoración global como líder.
  • Potencia las combinaciones de competencias: Hoy sabemos que hay una serie de competencias que diferencian a los grandes líderes de los líderes mediocres. Es más, sabemos que hay una determinada combinación de competencias que incrementa exponencialmente la valoración del líder y, por su puesto, sus resultados.  Ampliaremos información sobre este punto y pondremos todo de nuestra parte para ayudarte a profundizar en él.
  • Trabaja a fondo tus fortalezas: El hecho de que un o una líder destaque de forma muy potente en 3 o 4 competencias es valorado de forma muy positiva.
  • Resuelve las debilidades fatales: Una investigación a cargo de Zenger y Folkman pone de manifiesto las debilidades que resultan realmente negativas en la valoración de un líder. Te decimos a continuación cuáles son estos 5 errores que un gran líder jamás cometería.

¿Cuáles son las debilidades realmente negativas en un líder?

Es evidente que los líderes, las personas en general, tenemos fortalezas y debilidades. Y es un hecho claro, también, que aquellas personas que se centran en mejorar sus debilidades y potenciar al máximo sus fortalezas logran ser profesionales brillantes. Multitud de investigaciones sustentan esta afirmación. 

En este sentido, nos parece importante destacar las debilidades detectadas en los líderes peor valorados durante estos estudios. ¿Y por qué? …Porque eliminar o reducir al máximo estos comportamientos resulta esencial para que las diferentes habilidades y competencias puedan emerger en todo su esplendor y de forma efectiva. 

Así que, ahora, vamos directamente al meollo de este artículo.

Estos son los patrones de comportamiento que, sistemáticamente, conducen al fracaso de un líder  (Investigación de Zenger y Folkman). Los 5 errores en los que un gran líder no cometería nunca:

1- Incapacidad para aprender de los errores. 

No es el número de errores lo que lleva a un líder al fracaso sino cómo reacciona ante sus propios fallos. Los líderes de equipos peor valorados son aquellos que esconden sus errores, no rectifican, no hacen un análisis orientado al aprendizaje y continúan dándole vueltas al error durante mucho tiempo, rumian sus propios fallos. 

Así que es fácil deducir que exactamente lo contrario hacen aquellos líderes que consiguen que sus carreras prosperen.

Las razones que motivan esta incapacidad para aprender de los errores son diferentes en cada persona: dificultad para asumir el dolor asociado al error, dificultad para analizar objetivamente sus comportamientos, incapacidad para mostrarse vulnerables ante los demás … Sí, las razones pueden ser diferentes, pero el resultado es, de forma invariable, la falta de avance. 

2- Bajo desarrollo en algunas habilidades interpersonales esenciales. 

Esta debilidad se puede hacer visible tanto por acción como por omisión. 

En el caso de los comportamientos de acción hablamos de factores como frialdad, brusquedad, arrogancia e intimidación. Quizá, hace tiempo, este estilo de liderazgo era admitido. Hoy sólo conduce al fracaso de un líder. 

Y, también, comportamientos por omisión, como no mirar a los ojos a las personas, no elogiar el trabajo y el esfuerzo del equipo, no dar espacio en la conversación a otros y, por supuesto, no escuchar. 

Estas habilidades interpersonales son la base que va a sustentar y hacer posibles el resto de competencias. 

3- Falta de apertura a nuevas ideas o diferentes. 

Rechazar las sugerencias de subordinados y colegas y mostrar cerrazón e indiferencia ante nuevas ideas quema la iniciativa y autonomía de los empleados. 

Y un impacto aún más negativo tiene aquel líder que, aunque escucha las nuevas ideas o propuestas, no considera ni implementa ninguna de las acciones sugeridas por sus colegas y equipos. 

4- Falta de asunción de  responsabilidad. 

Un líder que no asume la responsabilidad del rendimiento de su equipo está abocado al fracaso. Un gran líder debe ser capaz de ir más allá de su propio rendimiento y resultados.
Peor aún que lo anterior es que el líder únicamente se muestre responsable cuando las cosas van bien, cuando los resultados vienen de cara. 

Esta asunción de responsabilidad debe demostrarse en sentido ascendente, protegiendo al equipo y presionando a los superiores para que se tomen decisiones.

5- Falta de iniciativa 

O la incapacidad de lograr que las cosas sucedan. Una actitud reactiva, de espera, debilita seriamente la imagen del líder y merma la energía y la iniciativa del equipo. El grupo acaba percibiendo que el líder no es útil, que únicamente representa una figura dentro del organigrama. 

La importancia de corregir las debilidades de alto impacto

Si detectas en ti mismo o en alguno de los líderes de tu organización alguno de estos 5 comportamientos, es importante que hagas algo por resolverlo. El impacto que tienen sobre las personas y sobre los resultados suele ser arrasador. 

En este sentido, cabe decir que la empresa debería proporcionar a los líderes los recursos necesarios para corregir estos errores: por ejemplo, formación con un instructor capacitado, coaching o una mentorización. Y además, grandes dosis de feedback a través de herramientas diseñadas para tal efecto (evaluación 360º) o feedback sobre el comportamiento concreto cuando es observado. Procurando, en todo momento, hacer consciente a la persona del impacto que tiene su conducta. 

Pero, además de estos 5 errores fatales para un gran líder que deberían ser corregidos de inmediato y los consejos que hemos citado como base para el ejercicio de un buen liderazgo, la investigación ha detectado otro punto clave: nos indica de forma muy precisa  las competencias que todos los grandes líderes tienen en común. Competencias que les convierten en líderes excepcionales. Líderes que no sólo no caen en ninguno de esos 5 errores sino que han depurado al máximo su actividad y consiguen marcar la diferencia.

Hablaremos de algunas de ellas en próximas publicaciones… O bien, puedes adelantarte y descubrirlas antes en primicia gracias a nuestra evaluación 360º NL16 AQUÍ!!