Cómo influye el coaching y el mentoring en las empresas

Diferencias entre coaching y mentoring

Tabla de contenido

Cuando las empresas realizan su selección de personal, contratan a las personas que consideran más adecuadas para el puesto ofertado. Sin embargo, hay ocasiones en las que escogen a personas sin experiencia o se llevan sorpresa con los que “sí” la tenían.

Comenzar en un nuevo trabajo siempre conlleva grandes cambios en la vida del empleado y muchos conocimientos nuevos por adquirir. Es por eso que los dirigentes de las compañías utilizan con mayor frecuencia las herramientas del coaching y el mentoring

Desarrollemos ambos conceptos.

Diferencia entre coaching y mentoring

Estos dos conceptos son cada vez más utilizados en el mundo profesional y aunque se parecen, no son exactamente lo mismo. Según la International Coach Federation, el coaching es: 

“Un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo con clientes que les inspira a maximizar su potencia personal y profesional”. Además de ayudar al individuo personalmente, implementarlo en la vida empresarial tiene grandes beneficios.

Dentro del coaching hay varios tipos, de acuerdo al tipo de objetivo que se busca: ejecutivo, empresarial, personal, organizacional, deportivo, ontológico, sistémico, con inteligencia emocional y muchos más.

Por otro lado, el mentoring es la relación que existe entre una persona con conocimientos y con una gran experiencia en un sector y otra a la que ayuda a crecer de manera personal y profesional.

Dicho así suena a que son muy similares y cuesta definir las diferencias entre ellos. Y es cierto que ambos términos comparten muchas técnicas e incluso podría ser procesos, pero hay una serie de factores que los hacen diferenciarse en sobremanera.

 

Su enfoque

El coaching se centra en conseguir objetivos por parte del “coachee”, mediante acciones concretas. Por ejemplo, hablar en público o conseguir una perspectiva más amplia, tomar decisiones, progresar en un campo, cualquiera sea el campo de acción. En el coaching el arte de la mayéutica – la pregunta – es la clave, responsabilizando al cliente del proceso. 

El mentoring se concentra en lo que ocurre entre el mentor y el alumno focalizándose en el ámbito profesional y dotando de conocimiento, instrucciones y sistemas.

Las metas en este caso se resumen solo al ámbito laboral. Se buscan metas como tener autoconfianza o cómo los aspectos personales de nuestra vida pueden afectar al desempeño profesional.

Tiempos del coaching vs tiempos del mentoring

En el coaching los tiempos suelen ser más breves. En ocasiones no hacen falta muchas sesiones para que el coachee consiga lo que vino a buscar. En el mentoring hay que tener relaciones duraderas para lograr las metas propuestas.

Y es que forjar una relación de confianza entre dos personas, en la que el mentor sea la guía del “mentee” no es fácil, ya que el mentor debe ser un ejemplo en al menos las facetas que tocan el desarrollo de su mentorizado.

Hablar en público

Diferencias entre la relación del maestro y el aprendiz

En el coaching, el que imparte la sesión y el “cliente” están al mismo nivel. Juntos, buscan la forma de conseguir nuevos objetivos en los que el aprendiz encuentre el camino correcto. Son aliados, caminantes pero uno autoriza al otro a fomentar el cambio de marcos de referencia. A poner el foco de la linterna en otro lugar.

En su línea, el mentor dispone de un peldaño elevado sobre su alumno dado por su experiencia, por su conocimiento. La autorización está por tanto enfocada en algunos ámbitos o materias específicas y este es quien debe atender al profesor porque este es quien tiene la verdad sobre la materia que imparte. 

Mentoring efectivo

Cómo certificarse en coaching por ICF y ASESCO

La ASESCO (Asociación Española de Coaching, y la ICF, International Coaching Federation) tienen muchas similitudes y las competencias del curso de coaching en ambas son exactamente las mismas. 

Sin embargo, hay algunas diferencias entre ambas asociaciones. Para empezar, para certificarse como coach en general es necesario hacer una formación, acogerse al código ético y enviar una solicitud para asociarse o conseguir el diploma.

En el caso de que se elija la certificación con ASESCO (Asociación Española de Coaching) se debe realizar un programa formativo con un mínimo de 140 horas. Por lo general, suelen tener un mayor número de horas que el mencionado.

Además, se deben superar todos los criterios impuestos por el programa de la escuela y un examen de evaluación, que cualifica al alumno como profesional. Ninguna escuela tiene la potestad para certificar directamente como CAC, CPC o CPS. 

ASESCO sí. También debe aceptar y adherirse al Código Ético de ASESCO, pagar una cuota anual. Una vez que se ha conseguido la formación y se haya conseguido el certificado por la ASESCO, su vigencia es de manera indefinida. Con el tiempo y la experiencia se consigue ascender de categoría dentro de la asociación.

Esta promoción se consigue en base a la acreditación y justificación de la experiencia que se va adquiriendo. Esta experiencia se demuestra con horas de sesiones que deben ser acreditadas, con cartas de referencia de clientes u organizaciones que hayan sido clientes también. Estas referencias serán comprobadas.  

certificados coaching

Cómo consigo la certificación por ICF

El programa formativo debe tener un mínimo de 60 horas, hay que aceptar y Adherirse al Código Ético de ICF, asociarse y pagar una doble cuota, una a ICF Global y otra a ICF España.   

En este caso, el período en el que es válida la certificación son 3 años. En algunos casos se puede solicitar una renovación. Para ello hay que pagar un proceso de coaching con un mentor.

Pero, ¿por qué solo dura 3 años y luego hay que pagar otra vez?

Esta es una de las quejas más expuestas en el debate donde participaron los Presidentes de ICF y AECOP, quien representó a ASESCO. La queja en sí es que, si el alumno ya se ha formado, ha pagado esa formación y ha pagado el coste de la supervisión, ¿por qué se debe hacer otro pago?

El argumento que se dio entonces es que es una forma de volver a exponer que te haces cada vez más profesional y renovar tu carnet como coaching. Este sistema de mentores y dobles pagos está muy instalado en Estados Unidos.

Verifica las reglas de certificación ya que evolucionan regularmente en las páginas webs de estos organismos.

En definitiva, pertenecerás a una asociación y tendrás que pagar la cuota anual. Ahora ya están las cartas sobre la mesa y queda a disposición del lector cualquier incursión en el mundo del coaching o del mentoring. 

Muchos ya se han decidido a cambiar su vida con una de estas dos disciplinas. ¿Te animas?

Lidera el mañana.

Información extraída de:  https://www.icf-es.cm/f/ser-coach-de-icf/asociarse-a-icDurla certificación en ICF.

Recibe cada mes las últimas noticias de Delegate en tu email

Ir arriba
Abrir chat