Cómo liderar un equipo de trabajo

image1

Tabla de contenido

Ser un buen líder no es una tarea fácil ni un trabajo que pueda desempeñar todo el mundo. Es muy común que aquellos que quieren convertirse en buenos líderes recurran con frecuencia a libros, cursos o personas que ya saben sobre el tema. 

Y es que no todos tienen el don innato de que el resto los escuche o de que sigan su voz, pero esto no es un impedimento para que sólo unos pocos lo consigan: también se puede aprender. 

No obstante, no te vamos a engañar, además del conocimiento teórico, hay que practicar y ser consciente de cuáles son las destrezas más relevantes. Ahora hablaremos de la empatía. Antes de tomar una decisión o dar una instrucción, debes de preguntarte cómo te tomarías tú esas palabras. 

Ser un líder exitoso y respetado requiere de disciplina y buenos hábitos. Piensa que, en muchas ocasiones, los grupos de trabajo se mantienen unidos porque hay un líder marcando ritmo. Eso es, ritmo, cadencia, armonía son conceptos relevantes en la gestión de personas.

Cómo puedo aprender a liderar equipos productivos

Todos los equipos no son iguales. Hay algunas personas que piensan que trabajarían mejor solas y hacerlo en conjunto les parece un fastidio. Este tipo de personas logran hacer que el ambiente se vuelva tóxico y que el resto sean negativos. 

No obstante, no estás solo ante el peligro, ya que te daremos una serie de consejos para que puedas hacer frente a estar situaciones incómodas hasta que estés listo para hacer nuestro curso de liderazgo

En él comprenderás y entrenarás las capacidades que debe tener un buen líder para ser querido por su equipo y que este se sienta motivado a trabajar de forma constante para lograr su proyecto. 

Capacidades de un buen guía

No existe una lista exacta de todo lo que tiene que tener una persona para ser un buen líder, pero sí que debe ser alguien empático, capaz de ponerse en el lugar de los demás y con habilidades para lograr resultados. 

Esto es una persona visionaria que vea el potencial en cada situación para volverla favorable y sacar al máximo potencial del resto de trabajadores. También debe ser alguien capaz de comunicarse de manera armoniosa. Lee nuestro artículo de conversaciones donde podrás ir más lejos en esta área. 

Expresar lo que tenemos en la cabeza no siempre es fácil, porque el resto no escucha nuestros pensamientos ni en qué contexto pensamos nuestras ideas. Saber transmitir lo que queremos es todo un reto para muchos, pero no debería serlo para un verdadero líder.

No se deja arrastrar por sus emociones, analiza y luego actúa. Por último, debe tener excelentes habilidades de gestión

líderes reunidos

Herramientas para ser el líder ideal

Pero no sólo basta con ser un buen dirigente en cuanto a la parte comunicacional y conductual, hay una serie de herramientas que pueden ayudar al manager en su tarea.  

Ten contacto directo con los miembros del grupo

Aunque los líderes tienen que hablar con sus colaboradores, es interesante que estos se tomen tiempo para conocer, de manera individual, a cada uno de los profesionales. Así, de cara al futuro, sabrán quiénes tienen qué habilidades y pueden usarlas para el beneficio de la empresa. Entender qué les motiva, cuáles son sus valores, qué quieren mejorar es esencial para construir equipos potentes.

Liderar un equipo de trabajo: reconoce los progresos

Una relación entre un empleado y su superior debe ser algo bidireccional, no un vínculo en el que uno ordena y el otro obedece. En tiempos de cambio, de la importancia de lo intangible, donde la cooperación de las mentes es la diferencia para ser más competitivos.

Reconocer los esfuerzos y pequeños logros de tus colaboradores les ayudará a sentirse más seguros con ellos mismos y encarar la vida laboral de otra forma. Su productividad crecerá y sabrán afrontar mejor las críticas

Líder formando

No tener siempre los mismos objetivos

En una empresa de venta de calzado, el objetivo siempre será vender calzado, en eso estamos de acuerdo. Pero si ponemos un objetivo a primeros de mes, no dejemos el mismo para todo el año. Y no sólo la venta de calzado.

¿No crees que las ventas son el efecto de otro montón de cosas que se ponen en marcha? Disponer de un buen cuadro de mando completo ayudará a que los profesionales sean más autónomos.

Verifica el trabajo de los empleados, haz cambios o pule aquello que deba pulirse. Una forma de no perder la perspectiva anual e innovarse constantemente es crear metas anuales, mensuales, semanales y diarias.

Liderar un equipo de trabajo: Resuelve los conflictos de manera profunda

Los conflictos no son algo nuevo en las empresas. De hecho, los malos entendidos suelen ocurrir en todos los trabajos, a no ser que se trabaje solo. Ver las cosas desde una perspectiva más amplia y de manera imparcial te ayudará a lidiar con estas situaciones. Nosotros pensamos que los conflictos son bienvenidos y oportunidades de mejora en los equipos. 

Y es que es muy fácil posicionarse a favor o en contra de una posición y zanjar el tema. Pero un buen líder va a la raíz del problema y busca que ambos colaboradores encuentren una enseñanza

¿Te animas a seguir aprendiendo el maravilloso mundo del liderazgo?

Lidera el mañana.

Recibe cada mes las últimas noticias de Delegate en tu email

Ir arriba
Abrir chat