Con nuestro anterior artículo realizamos una descripción de algunos conceptos clave que un líder de equipos debe tener en cuenta para un buen desempeño de su función. En esta ocasión, vamos a ofrecer algunos consejos prácticos para tratar de explicar cómo ser un buen líder de equipo.

La acogida (Welcome pack)
Delegate Solutions presenta un sistema de acogida profesional que permite crear un vínculo mayor entre el nuevo profesional y su manager.

Para nosotros, el hecho de abrirse al otro, mostrarse vulnerable, tal y como se es, abre una ventana de confianza que fortalece la relación.

Y por tanto, una primera valoración sobre cómo conseguir ser un buen líder de equipo sería que las relaciones no se nutren o construyen de forma natural o arbitraria. Si no hay movimiento, se estancan, se deterioran o ablandan.

La naturaleza de la acción directiva implica reaccionar a los otros seres humanos en aras de generar lazos. Y recuerda, un momento breve y sutil puede ser a la vez extraordinario y memorable.

En este sentido, proponemos un cuestionario que puede resultar muy útil para generar conversaciones con las que sentar una base de confianza con un nuevo colaborador,

Realizar el siguiente cuestionario lleva unos 45 minutos y ambas personas han de contestar a cada pregunta en alto, una por una. Puede ser por ejemplo el nuevo colaborador con su manager:

I

Si pudieras elegir a cualquier persona en el mundo, ¿a quién invitarías a comer?
Te gustaría ser famoso? ¿De qué forma?
Antes de hacer una llamada telefónica, ¿ensayas lo que vas a decir? ¿Por qué?
Para ti, ¿cómo sería un día perfecto en tu trabajo?
Cuándo fue la última vez que lograste algo?

Tienes una corazonada secreta acerca de cómo vas a evolucionar en tu profesión?
Di tres cosas que creas tener en común con tu interlocutor.
Por qué aspecto de tu vida te sientes más agradecido?
Si pudieras cambiar algo en cómo te educaron, ¿qué sería?
Tómate cuatro minutos para contar a tu colega la historia de tu vida con todo el detalle .
Si mañana te pudieras levantar disfrutando de una habilidad o cualidad nueva, ¿cuál sería?

II

Imagina que una bola de cristal te pudiera decir la verdad sobre ti mismo, tu vida, el futuro, o cualquier otra cosa, ¿qué le preguntarías?
Hay algo que hayas deseado desde hace mucho tiempo? ¿Por qué no lo has hecho todavía?
El mayor logro de tu vida?
Qué es lo que más valoras en un compañero de trabajo?
Tu recuerdo más valioso?
Tu recuerdo más doloroso?

Si supieras que en un año vas a morir de manera repentina, ¿cambiarías algo en tu manera de vivir?
Qué significa la amistad para ti?
Cuánta importancia tiene el amor y el afecto en tu vida?
Compartid cinco características que consideréis positivas de vuestro compañero.
Tu familia es cercana y cariñosa? ¿Crees que tu infancia fue más feliz que la de los demás?
Cómo te sientes respecto a tu relación con tu familia?

III

Di tres frases usando el pronombre “nosotros”. Por ejemplo, “nosotros estamos en esta habitación sintiendo…”.
Completa esta frase: “Ojalá tuviera alguien con quien compartir…”.
Si te fueras a convertir en un amigo íntimo de tu compañero, comparte con él o con ella algo importante.
Dile a tu compañero qué es lo que más te ha gustado de él o ella desde que lo conoces. Dile cosas que no dirías a alguien a quien acabas de conocer.
Comparte con tu interlocutor un momento embarazoso de tu vida.
Cuándo fue la última vez que lloraste delante de alguien? ¿Y a solas?

Cuéntale a tu interlocutor algo que ya te guste de él.
Hay algo que te parezca demasiado serio como para hacer broma al respecto?
Si fueras a morir esta noche sin posibilidad de hablar con nadie, piensa qué lamentarías no haber dicho a alguien
Tu casa se incendia. Después de salvar a tus seres queridos y a tus mascotas, tienes tiempo para salvar un solo objeto. ¿Cuál escogerías?
De las personas que forman tu familia, ¿qué muerte te parecería más dolorosa?
Comparte un problema personal y pídele a tu interlocutor que te cuente cómo habría actuado él o ella para solucionarlo. Pregúntale cómo cree que te sientes respecto a ese problema.

Reconocimiento
 Si alguien me preguntara cómo ser un buen líder de equipo contestaría, además, que es recomendable establecer un plan riguroso de reconocimiento. Lo importante  es ser auténtico, personal y genuino, no metódico. Y nada de esperar a la evaluación anual: “he visto lo que has realizado y te lo aprecio y agradezco” .

En este sentido, en una encuesta para medir el nivel de satisfacción de los empleados diseñada por Gallup la idea de sentirse valorado por el otro era una constante. Estas eran las preguntas:

•              Sé lo que se espera de mí en el trabajo?
•              Dispongo del material que necesito para mi trabajo?
•              Tengo la oportunidad de hacer lo que mejor sé hacer cada día?
•              En los últimos siete días he recibido reconocimiento por un trabajo bien hecho?
•              A mi superior parezco importarle como persona?
•              Hay alguien en mi trabajo que favorezca mi desarrollo?

Las cuatro últimas cuestiones hacen referencia a la percepción que tenemos de sentirnos reconocidos. Somos seres sociales. Sin los demás prácticamente no existimos. Tengámoslo en cuenta siempre.
Así que recuerda preguntar ¿Qué es importante para ti?


Autoconocimiento
Resulta de especial utilidad el uso de herramientas de autoconocimiento.  Existen  multitud de ellas, pero nosotros mostramos ahora los  que  a nuestro  juicio son más interesantes:


– Prueba BELBIN
– DISC
– 360 Grados
– Focus Group sobre habilidades
– Programas de formación de mejora de relaciones
– Entrenamiento en resolución de conflictos

Es importante incidir en que el verdadero autoconocimiento no suele alcanzarse dando vueltas a las cosas, pensando mucho sobre uno mismo o reflexionando sobre nuestro carácter. Analizar nuestro propio comportamiento y pedir feedback sobre nuestra conducta suele resultar lo más fructífero.

Redefinición de objetivos
 Más consideraciones sobre cómo ser un buen líder de equipo: es necesario, también, replantearse la forma en la que fijamos las metas en la empresa.

Como ejemplo, se tiende a fijar objetivos muy generales, proclamando grandes intenciones sin puntos intermedios. Los creadores de videojuegos lo saben y diseñan desde sus inicios juegos donde “subir de nivel” para avanzar hacia objetivos mayores. ¿Por qué no poner estos principios a funcionar en nuestros equipos?

Expongo a continuación dos casos prácticos:

1. Enseñar a mi equipo un nuevo proceso comercial

Redefinición de objetivos:

1: me comprometo a convocar una reunión y explicar con detalle el nuevo proceso comercial y contestar todas las dudas
2: crear un manual y una ficha síntesis del nuevo proceso comercial
3: en el curso de una reunión de equipo, ensayar juntos el nuevo proceso comercial
4: revisar el manual con las aportaciones de mi equipo
Final “Battle” -> cada miembro de mi equipo ha puesto en marcha una vez el nuevo proceso comercial
Lo que nos lleva a mi equipo sabe y aplica el nuevo proceso comercial.

Aplicando estos principios, convertimos un objetivo muy abierto en un trayecto ameno, percibido como más sencillo y más interesante.

2. Aumentar la satisfacción de nuestros empleados.

Pongamos ahora un camino que facilite la multiplicación de logros, victorias e hitos susceptibles de crear momentos de orgullo

1: recibir un ilusionante “estoy satisfecho” de un empleado
2: conseguir durante una semana que todos los managers de línea reconozcan a sus equipos
3: resolver la “queja” más grande del mes anterior

Fomento de la práctica

Generalmente, en las organizaciones los empleados deben enfrentarse a momentos tan serios como:
–      Una conversación angustiosa
–      Hacer frente a un jefe poco competente
–      Decir no a un cliente importante
–      Despedir a un colaborador
–      Negociar unas nuevas condiciones

El entrenamiento, los ejercicios de escenificación calman la ansiedad, generan “músculo” en las destrezas de comunicación y eliminan la niebla que puede estropear un momento decisivo. Entrenar, ensayar, ayuda a superar  barreras.

Recordamos que en los cursos ofrecidos por Delegate Solutions el 80% son práctica. Entrenamos decenas de veces y promulgamos la victoria en cada pequeño paso.


Hacer que cada momento sea importante…y no que simplemente pase

La inmensidad de oportunidades que tenemos en nuestro entorno profesional para generar situaciones relevantes daría para escribir una trilogía.  Como ejemplos:

•              primer día de trabajo (acogida, on boarding)
•              entrevista de selección
•              logro alcanzado
•              conflicto resuelto
•              presentación en una reunión
•              promoción

Por tanto, aplicando las herramientas expuestas en este artículo, podríamos encontrar diferentes propuestas ante algunas de esas situaciones, como:

-> dar una buena noticia a través de un medio diferente
-> un vídeo corporativo donde habla la directora general
-> creando una acogida especial llenando la mesa de la persona nueva llena de fotos de sus nuevos compañeros
-> la directora general deja una nota de agradecimiento y valoración encima de la mesa de una persona que ha hecho un buen trabajo.

Un poco de atención y dedicación pueden cambiar un momento “vulgar” en uno memorable. La fuerza de los pequeños gestos no depende de la creatividad sino de comprender cómo funciona la mente humana y crear contextos “únicos”.

Cómo ser un buen líder de equipo es una pregunta, como veis, con múltiples propuestas que, bien conjugadas, pueden dar el resultado deseado.