¿Por qué tenemos la continua sensación de que nos falta tiempo? ¿Por qué esa insatisfacción por el tiempo invertido en una u otra tarea, en un área u otro de nuestra vida?

Empieza el año y escribimos nuestra “lista de propósitos”, nuestro “decálogo de compromisos” incluso nuestros “deseos” para el nuevo año. Con ello nos reincorporamos al trabajo, a la rutina y cuando tratamos de integrar lo escrito en la realidad aparece el conflicto. No me falta compromiso, pero ¡¡no tengo tiempo!! y aparece la frustración, la aceptación y de nuevo el apagafuegos… y nuestros deseos, compromisos y proyectos para el año que viene!!

Y por supuesto, lo primero que hacemos es comprar una agenda, descargar una aplicación y buscar bibliografía o seminarios que hablen de gestión de tiempo. Si el tiempo se pudiese gestionar… pero quizá deberíamos pensar en gestionarnos a nosotros mismos en ese tiempo, que siempre es y será el mismo.

La mayor parte del estrés que tienen las personas es fruto de la mala administración de los compromisos que tiene o acepta. Llamémoslos compromisos o “frentes abiertos”.

De la ya nombrada frustración y una pizca de casualidad nace mi conocimiento en el modelo GTD. Y mi convicción de que es un  modelo que funciona para la mayoría de las personas.

Desde hace 5 años tengo integrado en mi vida este modelo y desde hace 3 años formo a personas y empresas para que sean capaces de autogestionarse e integrar este modelo es su día a día, en el funcionamiento de su empresa.

GTD es un sistema de autogestión y eficacia personal fiable que te aportará confianza y te permitirá implementar más control en las áreas de tu vida que consideres que lo necesitan y más flexibilidad en las que te sientas ahogado.

GTD supone un cambio radical en nuestra manera de organizarnos por eso es necesario depositar confianza en el método.

Como primer contacto, te propongo un primer ejercicio.

1- Piensa y escribe todos los soportes que utilizas para organizarte y que plantéate cuando haces uso de ellos. Por cierto ¿Utilizas la cabeza como herramienta para organizarte?

2- Piensa y escribe todos los compromisos o frentes abiertos que tienes actualmente. Cuando digo todos, me refiero a todos, también esos a los que te gustaría dedicarle más tiempo. Y muy importante (atiende todas las áreas de tu vida)

Con lo anterior ya has puesto en funcionamiento una de las fases de este modelo (la fase de recopilación). La próxima semana continuaremos hablando y profundizando en el tema.

 

Buena semana[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]