Cómo incrementar el bienestar mental y psicológico en el ámbito laboral

bienestar psicológico y mental en un equipo de trabajo

Tabla de contenido

La OMS ha aportado cifras escalofriantes sobre cuántas personas que trabajan en las empresas tienen algún tipo de trastorno mental: una de cada cinco. Entre los más destacados están la ansiedad y la depresión

En ocasiones, estos trastornos tienen que ver con el estrés laboral o simplemente este se le suma a las patologías ya existentes. El trabajo es uno de los ejes fundamentales en la vida de las personas por lo que promueve y favorece tener una vida más o menos significativa.

Además del sustento indispensable para mantenernos a nosotros mismos, también es el lugar donde pasamos más horas, ya sea desde casa o en un lugar físico. 

Qué es el bienestar mental laboral

No existe un concepto claro sobre lo que significa el término “bienestar laboral”, pero su significado está muy cerca de las actividades que lleva adelante la empresa para que un colaborador se sienta satisfecho en su trabajo. 

Su punto de apoyo es la relación que existe entre la productividad de un profesional y su percepción de sentido. Y es que cuando un trabajador está triste, le cuesta concentrarse en el trabajo pero no es la causa real de su falta de rendimiento, como tampoco lo es la furia cuando se plasma en gritos o insultos en una reunión de equipo. Debemos entrenar la perspectiva y distancia sobre nuestro mundo emocional, como habilidad y destreza clave en el futuro liderazgo. 

De hecho, cuando un profesional siente que la empresa se preocupa por su bienestar, se sentirá más comprometido e involucrado con la empresa.

Cómo aumentar el bienestar psicológico laboral

  • El éxito profesional y de cada organización, está directamente vinculado a las personas que las conforman.
  • Los valores son los cimientos de las empresas, otorgan dirección y significado a las acciones de los profesionales que posibilitan el compromiso incluso rodeado de incertidumbre y cambios: Trabajar en un contexto de valor permite a las empresas mostrar quienes son en cada una de sus actuaciones. Nos recuerdan qué somos y cómo somos. 
  • El ecosistema empresarial demanda resiliencia: entendida como la flexibilidad ante la incertidumbre y la amenaza
  • La adaptación implica sostenibilidad: las acciones de hoy contribuyen al bienestar social, individual y al progreso económico de las empresas. 
  • Las empresas desean ser organizaciones responsables: generar una riqueza superior al de la propia organización, generando un patrimonio durable para las siguientes generaciones.

Bienestar mental en el ámbito laboral

Durante los últimos 35 años la ciencia ha demostrado que existen un conjunto de habilidades personales que predicen el rendimiento y bienestar de un profesional.

Un conjunto de 6 procesos con el que las personas desarrollan ciertas destrezas que les permite generar respuestas eficaces ante las dificultades, gestionan mejor sus emociones (gratitud, rabia, curiosidad, la impulsividad) y comportarse, conectados a sus valores, de una forma más afín a esos valores. 

Este conjunto de habilidades se combina para ofrecernos flexibilidad psicológica, mejorando el desempeño.

Esto ayuda a los profesionales a sentirse mejor, enfocarse en sus objetivos y superar sus barreras personales al cambiar la forma en que los profesionales se relacionan con las experiencias internas en conexión a sus VALORES.

equipo en conexión con unos valores

Ofrezca su apoyo: promueva programas de formación en Bienestar mental y fortaleza psicológica.

La investigación muestra que promover esa flexibilidad psicológica ayuda a:

Reducir el malestar, Aumentar la productividad en espacio de trabajo, Aumentar sensibilidad ante oportunidades relacionadas con el rendimiento y la productividad que existen en su trabajo. Mejorando también la calidad de vida de empleados.

equipo cohesionado

¿Por qué es importante la salud mental en una empresa?

Los cambios marcados por la incertidumbre afectan a todas las áreas de nuestra vida, y nos exigen el desarrollo de competencias que nos permitan responder de forma efectiva.

Nuestro espacio de trabajo se ha convertido los últimos años en el lugar donde invertimos la mayor parte de nuestro tiempo, y determinadas variables esenciales que lo conforman se han transformado, ocasionando la sensación de PÉRDIDA DE CONTROL en: 

  • Las modalidades de trabajo
  • Cómo es la comunicación
  • Niveles de involucración y compromiso 
  • Toma de decisiones
  • Niveles de motivación en nuestras tareas
  • Satisfacción y bienestar profesional y personal.
  • El vínculo entre los objetivos de la empresa y los del individuo. 
  • Eficacia personal
  • Adaptación a los cambios

Ante esta realidad marcada por la incertidumbre, la trasformación es imprescindible:

Se hace necesario una intervención personalizada y eficaz basada en la evidencia, que pueda distinguir y definir las necesidades individuales de cada empresa para transformarlas en objetivos alcanzables, apostando por el capital humano para un desarrollo sostenible, responsables y flexibles de los profesionales que conforman cada empresa.

¿Quieres saber más sobre el concepto de buena salud psicológica y mental en equipos? Contáctanos y diseñaremos un proceso ad hoc para tu organización.

Lidera el mañana.

Recibe cada mes las últimas noticias de Delegate en tu email

Ir arriba
Abrir chat