El talento empresarial: Crear una ventaja haciendo que tu trabajo trabaje en tu beneficio

El talento empresarial: Crear una ventaja haciendo que tu trabajo trabaje en tu beneficio

Tabla de contenido

En este artículo podrá explorar ideas sobre: 

  • Cuáles son nuestros prejuicios y cómo superarlos.
  • Claves para empoderarnos y tener éxito.
  • Mejorar la forma en que potenciamos nuestros puntos fuertes.
  • El verdadero rol del instinto en la toma de decisiones en las empresas.

Laura Huang, profesora de Harvard, subraya la importancia del término GUIAR. En el marco del desarrollo de equipos guiar significa saber hacer las buenas preguntas a los equipos.

He aquí algunos ejemplos: 

  • ¿Con qué tipo de personas estás más incómodo? 
  • ¿Cuál es la principal barrera al éxito? 
  • ¿Cuál es la preocupación más constante que tienes? 
  • ¿Cuál es tu break even? 
  • ¿Cuánto tardarás en montar esto?
  • ¿Cómo vas a competir? 

Lo que vemos en este tipo de preguntas es que son preguntas importantes y que son utilizadas por los managers de forma cotidiana. Son cuestiones ligadas a lo que podemos llamar la prevención. No abren posibilidades, más bien las bloquean.

Pero mira ahora estas preguntas: 

  • ¿Cómo ves tu misión? 
  • ¿Cuáles son tus fortalezas? 
  • ¿Hacia dónde puedes expandir tu producto? 
  • ¿Qué es para ti el éxito? 

Son preguntas de promoción. Enfocadas en la visión, oportunidades del futuro

El talento que vas a traer a la empresa va a ir en relación a un enfoque u a otro. Si el equipo directivo es capaz de crear entornos y conversaciones de promoción.

Si nos preguntan sobre algo centrado en la promoción, la respuesta estará centrada en la promoción. Esto es útil para la dialéctica en la gestión de equipos. 

El talento empresarial: Crear una ventaja haciendo que tu trabajo trabaje en tu beneficio

Claves para empoderar a  nuestros empleados y tener éxito

Exponemos 4 movimientos directivos que ayudan a que los equipos trabajen mejor y obtengan mejores resultados:

1. Enriquecer

Detectar las percepciones positivas y negativas que tienen sobre nuestra empresa nuestros colaboradores.

Trabajar y pensar bien sobre nuestros bienes básicos, tus productos esenciales. Por ejemplo, en la receta de la tortilla de patata es esencial huevos, aceite de oliva y patatas. Y listo, tortilla exquisita. Estos son los bienes básicos.

Cuida tus productos básicos, los ingredientes esenciales. Intenta enriquecer al máximo cada uno de ellos. 

2. Deleitar

¿Recuerdas la primera vez que montaste en un Uber o un Cabify?  

Guau…. “Esto es alucinante, buen coche, limpio, botella de agua y buen trato”. 

Esto es el deleite. Es la capacidad de hacer parar a nuestros clientes, de generarles un “stop” de sorpresa. Y tú, ¿cómo deleitas y sorprendes a tus equipos?

3. Guiar

A través de la conversación, de la escucha, del tipo de preguntas. Orientar las percepciones que tienen los demás de nosotros. 

4. Esfuerzo 

Solo cuando estos 3 primeros movimientos los tienes controlados, se puede entonces invertir esfuerzo proporcionando más valor. El trabajo duro es importante pero solo cuando enriquezco, deleito, y guío mis vínculos y mis conversaciones.

Todos estos componentes juntos, hacen que nuestro trabajo duro potencie nuestros resultados. 

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si quieres saber más sobre cómo Delegate puede ayudar a tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de expertos estará encantado de trabajar contigo y ayudarte a potenciar tu talento empresarial.

Te dejamos además, el link a nuestro programa de liderazgo online, que puede ser una buena forma de empezar a gestionar el cambio.

Recibe cada mes las últimas noticias de Delegate en tu email

Ir arriba