LOS HÁBITOS: primer paso para Aprender a ser un buen líder.

thinking about creative solutions

Tabla de contenido

El objeto de esta publicación es ayudarte a:

  • Comprender la naturaleza de los hábitos.
  • Aprender cómo identificar las señales y recompensas de sus hábitos.
  • Planificar la implementación de técnicas de cambio de hábitos a sus colaboradores.
  • Mejora tu liderazgo desde lo esencial.

¿Qué son los hábitos y por qué existen?

En su innovador libro de 2012, The Power of Habit, Charles Duhigg nos ayuda

comprender la naturaleza de los hábitos y el cambio de hábitos. Su investigación nos enseña que los hábitos ayudan a operar automáticamente, preservando nuestra energía de toma de decisiones para otras tareas de rutina. Consisten en repetir la misma rutina a lo largo del tiempo, hasta que nuestras acciones pierden cierto sentido.

Según un artículo de un investigador de la Universidad de Duke publicado en 2006, más de

el 40% de las acciones que las personas realizan a diario son hábitos y no requieren de una decisión.

La parte del cerebro responsable de los hábitos son los ganglios basales, que son responsables de comportamientos automáticos como tragar, respirar o tener miedo. Surgen los hábitos porque el cerebro busca formas de ahorrar esfuerzo, y un hábito no exige ningún esfuerzo nuevo o esfuerzo extra del cerebro. Cuando usamos un hábito, nuestra actividad cerebral en realidad disminuye. 

¿Cómo se forman los hábitos?

Un hábito se forma en tres etapas, y luego esas tres etapas forman un bucle de hábitos repitiendo una y otra vez para reforzar continuamente el hábito.

  • Señal: un estímulo específico le dice a su cerebro que entre en modo automático. La señal puede ser cosas como: un lugar, una hora del día, una canción, una emoción, una persona, etc.

Ejemplo: Escuchas a un compañero de trabajo abrir su refresco diario por la tarde.

  • Rutina: es una acción o comportamiento. Las rutinas pueden ser físicas, mentales o emocionales.

Ejemplo: automáticamente te levantas y sacas un refresco del refrigerador.

  • Recompensa: un resultado positivo ayuda a su cerebro a saber si vale la pena mantener la rutina. Las recompensas pueden ser físicas, mentales o emocionales.

Ejemplo: bebes el refresco y disfrutas del sabor y las burbujas.

El bucle del hábito está impulsado por la anticipación mental, o el anhelo, de la recompensa, como el anhelo de las refrescantes burbujas de la bebida. Como resultado, día a día repites el ciclo y la rutina para recibir la recompensa. Se forma un hábito.

¿Cómo puedes dejar un hábito?

Para cambiar un hábito, debe aprender a identificar las señales y las recompensas y luego conscientemente planee cambiar la rutina (sus acciones / comportamientos). La próxima vez que ocurra una señal, deberá implementar sus nuevas acciones / comportamientos para lograr la recompensa.

Ejemplo: cuando escuche a su compañero de trabajo abrir su refresco de la tarde (Señal), elija un agua(nueva rutina) y disfruta del sonido de abrir la botella (oh, pero sin burbujas!) (Recompensa).

Buenas prácticas para garantizar el éxito en el cambio de hábito:

1-Cambie un hábito a la vez.

2-Tenga una visión clara de por qué desea cambiar su hábito y los beneficios para

cambiarlo.

3-Comprométete mentalmente a cambiar, decide qué tipo de persona estás siendo al incorporar este nuevo hábito (es enfocarte en tu identidad deseada ).

4-Pida a otras personas que se unan a usted y / o le ayuden a responsabilizarse.

5-Siga su progreso y celebre.

Lidera el mañana.

Recibe cada mes las últimas noticias de Delegate en tu email

Ir arriba
Abrir chat